4 de noviembre de 2015

Las mujeres del Emperador I (Margarita de Austria)


Retrato de Margarita de Austria, Bernard van Orley. 

Estas semanas (y las que me quedan), a raíz del visionado de la serie Carlos. Rey Emperador, he estado leyendo la biografía que del César escribió un historiador a quien yo admiro profundamente, Manuel Fernández Álvarez (referencia completa al final). En ella hay muchos elementos que podría destacar, pero justamente ayer leí un epígrafe que me llamó especialmente la atención y de ahí que haya querido dedicarle varias entradas en mi blog. Este epígrafe trata del enorme equipo imperial de Carlos V, los sujetos que contribuyeron a mantener la maquinaria imperial (maquinaria inmensa y compleja, si me permiten la puntualización). Y en él, el historiador explica lo siguiente: "Este capítulo, dedicado a los hombres de Estado del Quinientos, suele titularse: 'Los hombres de tal o cual soberano'. Mas eso sería impropio tratándose de Carlos V..." ¿Por qué impropio? Él mismo nos lo responde: "dado que con Carlos V la mujer tiene un destacado papel a los más altos niveles políticos". Algo que, tal y como Fernández Álvarez puntualiza, desaparecería con su hijo Felipe II, más dado a confiar en secretarios y validos.

Manuel Fernández Álvarez habla, por tanto, del "sector femenino" y en su opinión lo componían tres mujeres: Margarita de Saboya (o de Austria), tía del César, la emperatriz Isabel, su esposa, y María de Hungría. En esta entrada, por tanto, y empezando por la más mayor, voy a tratar de la "madame bonne tante", tal y como la llamaba el Emperador.


Grabado del retrato de Margarita de Austria por Emanuel van Meteren 


Margarita de Austria nació el 10 de enero de 1480, fue hija del emperador Maximiliano I y de la duquesa María de Borgoña, y hermana, por tanto, de Felipe conocido como El Hermoso. Fue pronto "víctima" de las alianzas matrimoniales practicadas por los principales dirigentes europeos de la época. En un primer momento se pensó que Margarita podría llegar a ser reina de Francia, al acordar su padre el matrimonio con el rey de Francia Carlos VIII a cambio de abandonar sus pretensiones de boda con Ana de Bretaña; pero al final el rey decidió ignorar el acuerdo y optó por casarse él mismo con Ana de Bretaña. Margarita, tras haber pasado 10 años en la corte parisina, pasó a ser la gran desdeñada; aunque no duró mucho su disgusto, porque ya en 1494 (un año después del desplante) su padre inició conversaciones con los Reyes Católicos para proyectar una doble alianza: la de la propia Margarita con el príncipe Juan (heredero de la monarquía católica) y la de Felipe (Su hermano) con la princesa Juana. Algo más de suerte tuvo Margarita en esta nueva alianza, aunque no mucho más, pues el príncipe Juan, ávido de amor, moriría al poco de casados (apenas unos cinco meses después, pues la boda había tenido lugar en abril), el 4 de octubre de 1497. Margarita, que por entonces contaba con 17 años, se convertía en una joven viuda desconsolada (desventurada, como muchos la apodarían) y, para más inri, en estado de avanzada gravidez. Pero ni eso le sirvió de consuelo, pues el embarazo no llegó a buen puerto y la criatura (una niña, según las crónicas) no llegaría sobrevivir. Margarita volvería a casarse en 1501, no ya para ser reina, sino para ser duquesa (duquesa de Saboya para ser más precisos, que era el título que llevaba su marido Filiberto II). Pero el matrimonio no le duraría mucho, ya que volvería a ser viuda en 1504. Y sin hijos que le sirvieran de consuelo.

Quizás fuera esa falta de descendencia lo que hizo que aceptara de buen grado la labor que le encomendó su padre allá por el año 1507, esto es, la de cuidar los hijos que Juana y Felipe habían dejado en Flandes tras marchar a Castilla. Nos referimos a Leonor, Carlos, Isabel y María, quienes por aquella fecha se encontraban ya huérfanos de padre. Al morir Felipe, el gobierno de los Países Bajos había pasado a su heredero, Carlos, quien por entonces apenas contaba con siete años, por lo que se necesitaba a alguien que actuara de regente, y así lo hizo Margarita. Su gobierno se caracterizó por la prudencia y por una política exterior claramente anglófila y recelosa de Francia. En 1515, por obra del ambicioso Guillaume de Croy, señor de Chiévres, Margarita fue apartada del gobierno de Flandes al adelantarse la mayoría de edad del joven Conde de Flandes (título que por entonces llevaba Carlos), aunque nunca fue apartada del todo. Su sobrino siempre insistió en que se mantuviera informada a su madame bonne tante. En 1521, tras la muerte de Chiévres, Carlos V (ya emperador) tendría la necesidad de que alguien gobernase los Países Bajos en su ausencia, alguien absolutamente fiel, que fuera bien visto por aquellos súbditos y con experiencia y talento. Nadie mejor que su tía.


Margarita de Austria, retrato atribuido a Pieter van Coninxloo


Se incia así la segunda fase del gobierno de Margarita en los Países Bajos. De hecho el emperador no visitaría sus dominios en una década (justo el periodo de gobierno de su tía), dado que no sentía la necesidad de visitarlos pues sabía que estaban en buenas manos. Esta, además, ayudaría a su sobrino en la política internacional y alabada es su intervención con la reina madre de Francia, Luisa de Saboya, con la que acabaría concertando aquella paz de 1529, la Paz de Cambrai , que pasaría a llamarse "la paz de las Damas". Según Fernández Álvarez: "Y eso es digno de ser recordado: en pleno reinado de Carlos V, la paz más importante acaso de su reinado logrado por esta insigne colaboradora suya, dando fe de la importancia que tenía el entorno femenino en la política internacional del Emperador". 

Pocos meses más tarde, en 1530, Margarita fallecería en su residencia de Malinas, causando un profundo pesar en el ánimo del emperador, que perdía a su eficaz colaboradora. La regencia pasaría a manos de María de Hungría, su hermana, tal y como tendremos oportunidad de ver en otra entrada. 


BIBLIOGRAFÍA:

Fernández Álvarez, Manuel: Carlos V, el César y el hombre, Barcelona, ed. Espasa, 2105 (primera edición ¿2011?). pp. 239-241

Recurso web: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=margarita-de-austria-duquesa-de-saboya [Consultado, 4 de noviembre de 2015]. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada